Es gracias a la acción voluntaria que diariamente podemos seleccionar y embolsar más de 2 toneladas de alimentos. Nuestros voluntarios son personas comprometidas que aportan su tiempo de forma desinteresada y profesional para ayudar a cientos de familias diariamente.

¡Conoce más de la labor voluntaria!

1. Voluntariado para selección

Son aquellas personas, hombres o mujeres, que de forma organizada y responsable, seleccionan los alimentos que se reciben bajo los siguientes criterios:

 

a. Alimentos 100% aptos para el consumo:

Son aquellos alimentos como: frutas, verduras, pan dulce o salado y productos de repostería, que por su estado físico pueden conservarse por uno o más días.

 

b. Alimentos aptos para el consumo inmediato:

Son aquellos alimentos como: frutas, verduras y legumbres, que pueden ser consumidos sin ningún riesgo, pero que tienen alta probabilidad de no conservarse para uno o más días posteriores.

 

c. Alimentos no aptos para el consumo:

Son aquellos alimentos como: frutas, verduras y legumbres que, por su estado físico, no deben ser consumidos por las personas y se desechan como merma no recuperable.

2. Voluntariado para pesado de producto

Son aquellas personas, preferentemente hombres, con buena condición física para soportar el peso de las cajas de producto previamente seleccionado, y pesarlas en la báscula de carga.

3. Voluntariado para empacado

Son aquella personas, hombres o mujeres, que embolsan el producto seleccionado conforme a la clasificación de los incisos a y b del punto 1.

  1. En el caso de frutas y verduras, el embolsado debe ser de 2 kilos de alimento en cada bolsa.
  2. En el caso del pan se colocan 20 piezas en cada bolsa, equivalente a 1.5 kilos.

4. Voluntariado para aseo u otros apoyos

Son aquellas personas, mujeres no mayor a 60 años que no padezcan alguna enfermedad o discapacidad, y que ayudan en la limpieza general de Banco de Alimentos.